Qué es un irrigador dental y para qué se utiliza, Dentista en Linares

dentista linares

La higiene bucal se considera completamente vital para las personas, para impedir que las bacterias se reproduzcan en la boca y produzcan graves infecciones, caries y hasta problemas en las encías. Para ello, existen varios elementos que pueden ser muy útiles para mantener la higiene bucal, como los irrigadores dentales.

Estos aparatos aún son los grandes desconocidos para buena parte de la población. Por ello, en la Clínica Dental De Torres y Polaina en Linares, te contamos qué es un irrigador bucal y para qué se utiliza.

Qué es un irrigador dental y para qué se utiliza, Dentista en Linares

El irrigador dental es un aparato similar al que utilizamos los dentistas en las clínicas dentales, que limpia y elimina con suavidad y eficacia en las zonas de difícil acceso. El dispositivo usa un mecanismo que expulsa agua a gran presión, para así limpiar bien dientes y encías. Está considerado como una alternativa que asegura la eliminación total de las bacterias, sobre todo en aquellas áreas de difícil acceso.

Un irrigador no sustituye el proceso de limpieza de los dientes normal, lo complementa de manera eficaz.

¿Para qué se utiliza el irrigador bucal?, Dentista en Linares

Al usarlo se consigue eliminar todos los restos de comida y bacterias que hayan podido quedar en zonas poco accesibles (como los espacios entre piezas dentales y la línea de la encía) para el cepillo de dientes. Con esta limpieza tan profunda, se evita que se forme la placa bacteriana y el sarro.

Su uso también ayuda a mantener el aliento fresco y a eliminar las manchas del esmalte dental.

Asimismo, este tipo de limpieza bucal está recomendada en personas que padecen sensibilidad dental, a las que el uso del hilo dental o de cepillos interproximales les puede resultar muy doloroso.

¿Cómo funciona el irrigador dental?

El irrigador dental actúa por medio de un mecanismo que expulsa agua a presión directamente a la encía y el cuello del diente. Se logra así, suprimir las bacterias presentes en dichas zonas y que se van acumulando. Además, también elimina el sarro y los restos de comida que allí se depositan.

Posee un depósito de agua, que de la misma forma puede llenarse con enjuague bucal o colutorio. De este tubo que es flexible en su parte final, sale una especie de cánula, la cual es la que se encarga de arrojar el líquido con gran empuje.

También se debe tener en cuenta que, este mecanismo permite llevar el líquido a cualquier parte de la boca. Por lo que además, es el complemento ideal del cepillo para lograr una limpieza profunda. Funcionan de manera eléctrica y, en los modelos más avanzados, es posible graduar la intensidad y también la cantidad del líquido que expulsa la boquilla.

Cómo se usa

Completar tu limpieza dental con un irrigador bucal resulta muy fácil. Tan solo tienes que usarlo después del cepillado, durante un par de minutos al día.

El funcionamiento del aparato es tan sencillo como llenar el depósito con agua o colutorio, colocar la boquilla e introducirlo en la boca orientándolo hacia cada rincón. Puedes regular la presión como desees, para que te sientas cómodo durante el proceso.

Pasos para usar el irrigador dental:

  1. Primero nos cepillamos los dientes con pasta dentífrica.
  2. Una vez hemos finalizado la limpieza, usaremos el irrigador dental, que acabara el trabajo de dejar nuestra boca libre de pequeños restos de comida. Si usas brackets, o llevas prótesis usar el irrigador dental te será tan útil que una vez que lo pruebes no podrás pasar sin él.
  3. Llena el depósito, puedes añadir enjuaje bucal al agua. Coloca una de las boquillas.
  4. Enciende el irrigador, selecciona la potencia deseada siendo la 1 la más suave y según el modelo la 5 o la 10 la más potente. Los primeros usos puedes probar una potencia baja y luego ya la puedes ir ajustando.
  5. Ponte encima del lavabo y guía la boquilla sobre tus dientes y encías, dale al interruptor del mango, este comenzará a irradiar agua.

Irrigador dental en ortodoncia

Las personas con ortodoncia deben tener una escrupulosa limpieza dental. Los brackets son un obstáculo para que el cepillo llegue a todos los rincones de la boca. Por ello el chorro de agua a presión ayuda a prevenir la aparición de sarro a largo plazo.

Irrigador dental para implantes

Al igual que sucede con los brackets, las personas con implantes dentales también tienen que mantener una buena limpieza dental para asegurar su buena salud bucal. Eliminar la placa bacteriana diariamente y evitar que se formen infecciones e inflamaciones es indispensable para asegurar que los implantes se mantengan en buen estado.

Si te acabas de poner implantes, es recomendable usar colutorio con elementos antibacterianos como la clorhexidrina.

¿Te importa tu salud dental? ¿Quieres mantener tus dientes en las mejores condiciones posibles? Explota todos los beneficios de usar un irrigador dental.

Los beneficios de un irrigador dental

Cuidando una perfecta higiene bucal, el irrigador dental aporta varios beneficios para la salud bucal, entre los cuales, se pueden destacar:

  • Enriquece la higiene de la boca: esta es su principal función. Sirve como un excelente complemento para la limpieza bucal diaria. Se consigue una limpieza profunda, eliminando también la placa.
  • Evita las caries: por su potente limpieza, un irrigador dental reduce las bacterias presentes en la boca y con ello, promueve la desaparición de las caries.
  • Logra un blanqueamiento dental: por si fuera poco, también te ayudará a contrarrestar las manchas superficiales. Con lo cual, podrás tener una sonrisa mucho más blanca.
  • Elimina el mal aliento: debido a que evitan la acumulación de bacterias, combate el mal aliento crónico.
  • Previene infecciones e inflamaciones: es capaz de impedir la aparición de todo tipo de infección e inflamación en la boca.
  • Excluye la gingivitis: la gingivitis produce el sangrado en las encías y es causada por el exceso de bacterias en el área. Pues bien, el irrigador dental mantiene la total limpieza en la boca y así logra evitar la gingivitis.

Actualmente, no se aprecia ninguna restricción o contraindicación en el empleo de los irrigadores dentales. Solo se fomenta un uso correcto y oportuno, ya que así no es posible provocar algún tipo de daño en las encías.

Visita a tu dentista al menos una vez al año para poder detectar y tratar todos estos problemas lo antes posible. Una higiene bucal adecuada es la clave para evitar el dolor de dientes sensibles.

Consulta a tu dentista en Linares si tienes dudas sobre tus actividades diarias de higiene bucal o sobre la el uso del irrigador bucal. En la Clínica Dental De Torres y Polaina cuidamos tu salud bucodental con los mejores profesionales, instrumentos y técnicas. Revisión gratuita.

Clínica Dental de Torres y Polaina, tu dentista en Linares. Solicita información y cita previa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
Consulte nuestra Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies